La vida está hecha de ciclos, los ciclos son aquellos procesos que inician, se desarrollan y concluyen. El término de un año es el cierre de un ciclo que nos trae la oportunidad para reflexionar y elegir la vida que anhelamos.

Te propongo hacer tres ejercicios que te ayudarán a vivir una vida con intención y con mayor plenitud.

  1. Dejar, continuar, empezar: escribir en un papel tres columnas. En la primera anotar todas aquellas cosas que queremos dejar o soltar, aquello que nos produce malestar y negativismo. En la segunda columna, escribir aquellos comportamientos que deseamos seguir haciendo, aquello que nos gusta y nos trae cosas positivas a nuestras vidas.  Por último, en la tercera columna escribir aquellas conductas que queremos empezar a hacer, aquello que anhelamos ser, las cuales estamos postergando hace mucho tiempo.
  2. Proyección: Cerrar los ojos e imaginarnos que hoy es el día 31 de diciembre del 2020. Luego, reflexionar que nos gustaría encontrar ese día, que nos gustaría haber  conseguido a lo largo del año, qué logros nos gustaría haber alcanzado, cómo nos gustaría estar, en qué lugar, con qué personas y cómo nos gustaría sentir. 
  3. Lista de agradecimientos: se comprobó que las personas que ponen foco en aquellas cosas que tienen en la vida y la agradecen son más felices que aquellas que están pendientes de las cosas que no tienen. Realizar una lista con todas las cosas recibidas y alcanzadas en este 2019.

Como dice Carl Jung, “somos lo que elegimos ser”, y nuestra vida se basa en las decisiones que tomamos diariamente. Estos ejercicios nos ayudan a elegir de manera consciente la vida que deseamos.

Deseo a todas las personas en este 2020 que elijan conscientemente la persona que anhelan ser y alcancen la vida que desean tener. 

Agregar Comentario

WhatsApp chat