Influimos en los demás a través de los mensajes que damos.

Los jugadores que trabajaron con Guardiola comentaron:

“Nos elevó la ilusión y nos demostró que el proyecto nacía de nosotros,

nos elevó la autoestima”

Este enunciado ejemplifica el poder que tienen los entrenadores para poder influenciar en sus jugadores a través de los diferentes mensajes que le otorgan en el día a día.

Por lo tanto, es importante ser consciente del efecto que tiene la palabra en la vida del jugador, sobre todo cuando viene de un entrenador que ejerce una gran influencia en su vida personal y profesional.

Algunos consejos importantes a la hora de dar retroalimentación al jugador:

  • Después del error del jugador: mostrar o emitir como tendría que haber hecho. El jugador ya sabe que cometió un error.
  • Observar la decisión que hay detrás de la ejecución y corregir la decisión. En formativas es mucho más importante corregir la decisión que la ejecución. Reforzar SIEMPRE más la decisión que la ejecución.
  • Informar el progreso de lo que fue logrando.
  • Al dar devoluciones estar equilibrados emocionalmente. Una retroalimentación cargada de ira, frustración, enojo, ansiedad, rabia, difícilmente llega al jugador.
  • Recodarle siempre lo bueno que hizo. Al reconocer lo bueno existen más probabilidades que se repita.
  • Dar retroalimentaciones que jamás afecten la autoestima del jugador.
  • Atacar siempre la conducta, nunca al jugador.
  • Atender el lenguaje corporal, ya que muchas veces a través del cuerpo, tono de voz, gestos también emitimos mensaje, inclusive más poderosos que las palabras.
  • Observarles que pasa después de la retroalimentación para saber si hubo aprendizaje.
  • Pedir a otros colegas que nos puedan observar al dar retroalimentación, a fin de poder ir mejorando como profesionales. Muchas veces, uno mismo puede no darse cuenta de la manera en que se está expresando.
  • Conocer la etapa en la que se encuentra el jugador para dar retroalimentación, ya que cuando esta incorporando una nueva habilidad o destreza es muy importante reforzar la motivación y aliento a través de los mensajes.

Algunas técnicas para dar retroalimentación son las siguientes:

  1. Comportamiento deseado: implica enunciar de manera positiva la conducta que estamos esperando que realice el jugador. Muchas veces le decimos lo que NO queremos que realice, sin ser bien claros en la conducta que SI estamos esperando. Es mucho más efectivo poder decir de manera corta, clara y directa la conducta que SI esperamos.
  2. Sándwich: significa empezar con un comentario positivo sobre alguna conducta que se encuentra realizando bien, en el segundo paso, enunciar lo que estamos esperando que cambie, y por ultimo como tapa del sándwich, poder terminar con un consejo de cómo podría hacer para lograr la conducta deseada.
  3. Modelamiento de otro: significa mostrarle a través de la conducta de otro jugador, lo que esperamos que pueda también realizar el mismo.
  4. Repetición: implica mostrar la conducta que se espera y luego hacerlo repetir una y otra vez hasta que pueda lograr el comportamiento esperado.
  5. Retroalimentación guiada: no se le da la devolución de manera explícita, sino que a través de preguntas le vamos guiando lo que esperamos que vaya realizando, para que solo el jugador pueda tomar conciencia de lo que se espera.

Lic. Felipa Mersan

Master Psicología Deportiva

Agregar Comentario

WhatsApp chat