De GRUPO a EQUIPO: Como formar equipos ganadores

“Las individualidades ganan partidos, pero solo los equipos ganan campeonatos”

Cuando recibimos una nueva categoría de jugadores para trabajar, generalmente recibimos un GRUPO de personas que juegan al fútbol, pero no un EQUIPO consolidado y cohesionado. Durante una temporada, nuestro desafío principal es lograr que este grupo de deportistas con los cuales trabajaremos se trasformen en un verdadero EQUIPO que pueda alcanzar los objetivos esperados.

¿Cuáles son algunas acciones que podemos generar para poder trasformar de GRUPO a EQUIPO?

  1. Tener un proyecto interesante y conectarles con esa ilusión: el estar conectados a una ilusión compartida genera una gran cohesión de equipo, así como también mantiene la llama de la motivación encendida a lo largo del recorrido.
  2. Definir los objetivos grupales a lo largo de la temporada: mirar todos en la misma dirección, hace que las fuerzas se unan, que la motivación aumente, que la concentración se sostenga, y que la unidad se genere.
  3. Generar pequeños éxitos, logros, celebrar y reforzar estos avances: es clave ser consiente de los pequeños logros que se van obteniendo hacia el camino a la meta final, ya que al visualizar los avances, aumenta la motivación y refuerza el esfuerzo, la entrega, el sacrificio y compromiso.
  4. Buscar una identidad como equipo y hacerlos sentir orgullosos de ser parte de este equipo: todos los grandes equipos tienen una identidad que los hace diferentes del resto, es fundamental buscar que hace diferente a un equipo para que ellos se puedan sentir parte de un grupo irrepetible e irremplazable del cual se sientan muy orgullosos de pertenecer. Definir rituales y tradiciones.
  5. Vencer la individualidad y moverse hacia lo grupal: no reforzar conductas individuales que solo lleva a la rivalidad y a la desunión, sino más bien reforzar y promover todos aquellos comportamientos que transmiten unión de grupo.
  6. Definir roles y funciones para cada uno: es muy importante que cada uno pueda sentirse importante dentro de un equipo y tener claridad cuál es su rol, su función y desde donde aporta al equipo.
  7. Tener un código de normas grupal: lo cual permitirá disipar diferencias y rivalidades dentro del grupo. Es clave que todos estén de acuerdo y comprometidos con este código.
  8. Realizar actividades fuera del contexto deportivo: aumentara el conocimiento de todos los miembros del equipo, conociéndoles mas allá del contexto deportivo.
  9. Tener una comunicación abierta para todos: permitir un espacio donde cada uno pueda comunicar sus dudas, temores, necesidades, motivaciones, y pueda sentirse escuchado y entendido.
  10. Promover valores dentro del grupo: altruismo, cooperación, respeto, sentido de responsabilidad, aceptación de diferencias: reforzar a todas aquellas actividades que generen estos valores.

Lic. Felipa Mersan

Master en Psicología Deportiva

Agregar Comentario

WhatsApp chat